A medida que aumentan los bloqueos de COVID-19 en todo el mundo, el interés por el ajedrez se ha disparado.

Esta situación única ha dado lugar a un enorme flujo en las lecciones de ajedrez en línea, en particular las lecciones de grupo y clubes de fin de semana.

Vemos que mucha gente, especialmente los principiantes, hacen malabares con la idea de las clases en grupo frente a las clases particulares de ajedrez.

Estamos aquí para aliviar su mente – un entorno de grupo es una manera fantástica para que los principiantes aprendan a amar el ajedrez.

Formar parte de la comunidad de ajedrez El medio más popular para el ajedrez hoy en día es Internet.

Jugar en línea, aprender en línea, ver transmisiones en vivo – estas cosas definen el mundo del ajedrez hoy en día.

Con Internet, llega la comunidad. Muchos tipos diferentes de personas se reúnen para hablar y jugar al ajedrez cada día.

Las clases de ajedrez en grupo son una gran manera de asegurarse de que harás un amigo dentro de la comunidad. La creación de estas conexiones es fácil en un entorno de grupo, donde podemos ayudar a conectar con un mentor, un compañero, o alguien para que usted pueda ayudar a lo largo de su viaje de ajedrez.

Encontrar su «mejor» estilo de juego Las clases de ajedrez en grupo son la mejor manera de asegurarse de que está expuesto a tantos estilos de juego como sea posible. La variedad de personas que se unen a nuestras clases de ajedrez en grupo siempre nos sorprende.

Puede estar seguro de que encontrará un estilo de juego que le haga pensar, otro que le confunda y otro contra el que no pueda esperar a jugar.

La experiencia con todos estos estilos significa que cuando se trata de su juego, puede refinarlo y tomar decisiones basadas en lo que le interesa.

Comprender el ajedrez de todos los niveles de habilidad La gama de niveles de habilidad dentro del ajedrez es famosamente dispar, y lo verá de primera mano en su primera lección de ajedrez en grupo.

Esto puede parecer intimidante, pero en realidad, experimentar diferentes niveles de juego es muy satisfactorio.

Esto es especialmente cierto cuando se gana una partida y se encuentran puntos de fallo en el juego del rival.

Entrenar a otros y darles consejos es a menudo la mejor manera de crecer como ajedrecista. Por eso las clases de ajedrez en grupo son tan valiosas. No sólo se aprende al ser enseñado, sino que también se aprende al enseñar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *