«Lo único que sabemos de Elizabeth Harmon es que le encanta ganar».

– El Gambito de la Reina.

Miniserie de televisión, 2020.

En los últimos meses, millones de personas de todo el mundo han visto la increíble historia de Elizabeth Harmon, la huérfana prodigio del ajedrez.

Beth (Elizabeth) nunca ha estudiado ajedrez formalmente, sino que fue introducida en el juego por el Sr.

Shaibel, el conserje de su orfanato, y aprendió el resto por sí misma.

Sin embargo, sólo gracias a sus amigos fue capaz de derrotar al campeón mundial de ajedrez Vasily Borgov.

  ¿Qué podemos aprender de la popular serie de Netflix sobre el ajedrez y el éxito? Nunca subestimes a tu oponente Beth fue una completa sorpresa para el mundo.

«Las chicas no juegan al ajedrez».

le dijo el señor Shaibel.

A pesar de las pruebas de la época, Beth nunca se rindió y demostró al mundo que una niña huérfana, convertida en una hermosa «prima donna», puede vencer a los ajedrecistas más experimentados del mundo.

Nuestro consejo: nunca juzgues a tu oponente (en el ajedrez, en los negocios y en la vida en general) sólo por su primera impresión, ¡puedes sorprenderte! El poder de un grupo Aunque Beth hizo amigos, declaró que «está bien estando sola» y que prefería hacerlo a su manera.

Sin embargo, sólo gracias a sus amigos, consiguió recuperarse de las garras de las drogas y el alcohol para conseguir dominarse a sí misma.

Una vez recuperada, sus amigos la ayudaron a preparar y ganar su partida más importante contra el campeón mundial de ajedrez Vasily Borgov.

Nuestro consejo: Aunque seas un lobo solitario y sientas que eres más productivo por ti mismo, construye una red de personas que puedan estar a tu lado.

Independientemente de si son tus amigos, tu familia o tu entrenador de ajedrez, ¡escucha lo que tienen que decir! A veces una perspectiva diferente puede cambiar tu forma de jugar.

Estrategia, estrategia, estrategia.

Bueno.

.

.

esta es una obviedad cuando se trata de ajedrez.

.

.

sin embargo, es difícil ignorarla.

Durante el programa, se puede ver claramente que, aunque Beth confiaba en su intuición siempre que tenía la oportunidad, lo hacía apoyándose en su estrategia.

Veía y analizaba las partidas, leía libros y se tomaba el tiempo necesario para conocer los puntos débiles y las tácticas de su oponente.

El ajedrez también puede ser bello «El ajedrez no siempre es competitivo.

El ajedrez también puede ser bello.

Lo primero en lo que me fijé fue en el tablero.

Es todo un mundo de sólo 64 casillas.

Me siento seguro en él.

Puedo controlarlo.

Puedo dominarlo.

Y es predecible, así que si me hago daño, sólo puedo culparme a mí misma».

– Elizabeth Harmon Nos encanta esta frase.

Describe lo que sentimos por este juego y por qué nos gusta jugarlo y enseñar a niños y adultos a mejorar sus habilidades.

El ajedrez tiene muchos beneficios, no se trata sólo de ganar, sino que también te ayuda a desarrollar tu estrategia, a perfeccionar tu capacidad de análisis, te ayuda a ser más responsable y paciente.

Estamos de acuerdo: ¡el ajedrez es hermoso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *