Recibimos esta pregunta de vez en cuando, y siempre es reconfortante escucharla.

Nos dice que, como padre, estás moderando tus expectativas y recordando que la excelencia en el ajedrez empieza primero con el amor por el juego, y fomentar ese amor significa no exigir demasiado a nuestros hijos.

Dicho esto, la respuesta que siempre damos es «No, no es demasiado pedir».

Ajedrez para niños vs. Ajedrez para adultos

El ajedrez para niños es muy parecido al ajedrez para adultos.

Las reglas y los juegos mentales son los mismos, e incluso los contrincantes a veces pueden abarcar todas las edades.

La clave está en el entrenamiento de ajedrez para niños frente al de adultos.

La forma en que abordamos el entrenamiento de ajedrez para niños consiste en fomentar un sentido de comunidad, compromiso y amor por el juego.

Si eso existe, la edad no es un límite para la excelencia ajedrecística.

Niños prodigios del ajedrez

La palabra prodigio suele llevar implícita la idea de que un niño tiene que nacer con un determinado talento.

Pero permítanos ser los primeros en decir que las primeras palabras de su hijo no tienen que ser «Torre a Alfil 4» para que sea un prodigio.

Tomemos como ejemplo a Sergey Karjakin.

Sergey aprendió a jugar al ajedrez a los 5 años, y en sólo 6 años era un maestro internacional.

Aunque Karjakin sea uno de los mejores ajedrecistas de todos los tiempos, vemos surgir jóvenes prodigios del ajedrez con más frecuencia de lo que se cree.

Gukesh Dommaraju hizo que el ajedrez pareciera fácil cuando se convirtió en uno de los grandes maestros de ajedrez más jóvenes de la historia.

Lo que realmente nos ha sorprendido es la historia que hay detrás de esta estrella infantil del ajedrez.

El talento de Gukesh fue descubierto por su primer entrenador en la escuela, que le ayudó a convertirse en un jugador de categoría FIDE ¡sólo seis meses después de haber aprendido el juego!  Entrenamiento de ajedrez para niños Nuestros métodos de entrenamiento se centran en el desarrollo de un entorno en el que su hijo aprenderá a amar el juego y, al mismo tiempo, le preparará para las oportunidades que el ajedrez puede proporcionarle.

Si bien es importante moderar nuestras expectativas sobre el éxito de nuestros hijos, también debemos darnos cuenta de que el éxito en el ajedrez viene en infinitas formas.

Dicho esto, no hay razón para que su hijo no pueda ser el próximo gran prodigio del ajedrez.

Descúbralo apuntándose a nuestras clases de ajedrez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *